21/9/17

Las trabajadoras domésticas siguen buscando igualdad salarial


Aunque desde el 2015 ya no es legal que las mujeres menores de 18 años sean empleadas en el Trabajo Doméstico, un análisis de la Encuesta Permanente de Hogares mostraba que el 30.7% de todas las trabajadoras domésticas del país  tenían entre 15 y 24 años.
Los estudios señalan que las mujeres jóvenes que vienen del interior del país trabajan casi siempre primero en el trabajo doméstico, aunque estudie y después pueda acceder a otros empleos, el trabajo doméstico es la puerta de entrada al mundo laboral de las mujeres pobres y jóvenes.
Hasta la actualidad, sobre el Trabajo Doméstico Remunerado en Paraguay existe una discriminación legal: no acceden al salario mínimo al que acceden todos los trabajadores.
En 2016, el Sindicato de Trabajadoras Domésticas del Paraguay Legítimo (Sintradop-L), la Asociación del Empleadas del Servicio Doméstico del Paraguay (ADESP) y Sindicato de Trabajadoras Domésticas de Itapúa (SINTRADI), con la firma de senadores y senadoras de diferentes partidos, logramos presentar el proyecto de Ley “Que modifica el artículo10 de la Ley No. 5407/15 Del Trabajo Doméstico” en busca de igualdad.




Hasta ahora, el proyecto de ley logró dictámenes favorables en dos comisiones parlamentarias del senado:  Derechos Humanos y Equidad y  Género.
El proyecto de ley  fue firmado por Derlis Osorio(ANR), Emilia Alfaro (PLRA), Esperanza Martínez (FG),  Carlos Filizzola(FG) y  Adolfo Ferreiro (AP) y pretende modificar el Artículo 10 de la Ley Nº 5.407/2015 que establece que “el salario mínimo legal para el trabajo doméstico no será inferior al 60% (sesenta por ciento) del salario mínimo legal”.  Las organizaciones consideramos que este artículo es discriminatorio, ya que el empleador solo está obligado a pagar el 60%  del salario que se supone es lo mínimo que una persona necesita para vivir digna y libremente. 
Este miércoles 20, nuestras compañeras de las tres organizaciones se reunieron con la Senadora Esperanza Martínez, una de las firmantes del proyecto para buscar estrategias para lograr el tratamiento del proyecto.
 

15/9/17

Desde Panamá, se interesan en conocer la historia del Sindicato de Trabajadoras Domésticas de Itapúa

Las compañeras del Sindicato de Trabajadoras Domésticas de Itapúa (SINTRADI)  recibieron en Encarnación este viernes a una delegación del Ministerio de Trabajo de la República del Paraguay y de la República de Panamá.
"Lo que nosotros más valoramos de este encuentro es que nos tuvieran en cuenta. Llevaron nuestra historia y nos dejaron muchas cosas, es decir, el compromiso de seguir trabajando como sindicato. Somos un sindicato del interior del país y nos sentimos orgullosas de que gente de otros países se interesen en nuestra historia y nos tengan en cuenta a pesar de todo", dijo Celina Barrio de Sintradi.

La delegación estuvo compuesta por  Meribell Cuenca y Jessica Espinola de la Dirección General de Promoción a la Mujer Trabajadora del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social del Paraguay y por Alberto Lo Polito, Astreny Artunduaga y Marisabel del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral de la República de Panamá. De Sintradi estuvieron presentes: Celina Barrios, Fátima Garay y Mirta Franco. 

Más info:
Celina Barrios 0986 725372
Fátima Garay 0986 608533



8/6/17

¡Justicia para Carolina Marín!




Asunción, 8 de junio del 2017


Las trabajadoras domésticas organizadas pedimos justicia para Carolina Marín, la niña asesinada a golpes por su tutor en Vaquería, departamento de Caaguazú,  el 20 de enero del año 2016.
Carolina Marín fue asesinada por ser mujer, por ser pobre en una sociedad que hasta hace poco reconocía implícitamente el criadazgo en la Ley del Trabajo Doméstico. Con nuestra lucha logramos cambiar la ley a finales del 2015, logrando que el empleo doméstico sea desde los 18 años, sin embargo seguimos luchando para que nos reconozcan como trabajadoras iguales a cualquier trabajador.
El Estado no protegió a Carolina Marín en su derecho de vivir una vida libre de violencia. Hoy exigimos justicia, con condenas ejemplares, porque necesitamos que el sistema judicial muestre simbólica y efectivamente que nuestras muertes de mujeres en manos de personas que se creen dueños de nuestras vidas,  no serán en vano.

ADESP- Asociación del Empleadas del Servicio Doméstico del Paraguay
SINTRADOP-L - Sindicato de Trabajadoras Domésticas del Paraguay Legítimo
SINTRADI -Sindicato de Trabajadoras Domésticas de Itapúa







Testimonio de una experiencia de criadazgo.
Las organizaciones de trabajadoras domésticas decimos No al Criadazgo en Paraguay desde nuestras luchas, desde nuestras experiencias, porque muchas de nuestras compañeras han vivido la experiencia. La muerte de Carolina Marín, una joven de 14 años en manos de su patrón, desnuda una situación que nosotras denunciamos cuando dijimos "No al trabajo doméstico a personas menores de 18 años de edad" y los propios legisladores no escucharon nuestras propuestas. Hoy volvemos a decir que el trabajo doméstico en condiciones discriminatorias alienta a este sistema cruel que es el criadazgo, una de las peores formas de esclavitud. Crédito del vídeo: Sintya Valdez. Testimonio de Kelly Agüero
Posted by Igual valor, iguales derechos on jueves, 4 de febrero de 2016


Para contactos y entrevistas: Kelly Agüero (ADESP) 0984-702781 -Hignia Vázquez (ADESP) 0986 470993-Myriam Agüero (Sintradop- L) 0982-209069-Graciela Goiris (Sintradi) 0986395632


Leer más: "Sos vos, porque sos la criadita"

30/3/17

Somos las mujeres discriminadas por ley en Paraguay




En nuestro día le decimos a la sociedad paraguaya: 

Las trabajadoras domésticas presentamos hace un año, el 30 de marzo del 2016, con la firma de senadores y senadoras de diferentes partidos, el proyecto de Ley  “Que modifica el artículo10 de la Ley No. 5407/15 Del Trabajo Doméstico” en busca de igualdad.
Bajo la bandera de que nuestro trabajo tiene igual valor, nos unimos en reclamo de nuestros derechos buscando que el  trabajo doméstico remunerado sea reconocido de igual manera que cualquier otro trabajo. Y hasta ahora estamos discriminadas en el salario en la propia ley.
Queremos el fin de la discriminación legal que afecta a más de 220 mil mujeres paraguayas.
Queremos igualdad salarial porque el salario mínimo es lo básico que una persona necesita para vivir “libre y dignamente”. Si nosotras tenemos 60 por ciento de ese básico, no podemos vivir dignamente.
Exigimos igualdad salarial para que cese la explotación laboral de las trabajadoras domésticas.

Asunción, 30 de marzo del 2017

 Sindicato de Trabajadoras Domésticas del Paraguay Legítimo (Sintradop-L)
 Asociación del Empleadas del Servicio Doméstico del Paraguay (ADESP)
 Sindicato de Trabajadoras Domésticas de Itapúa (SINTRADIS)